LOS CACHICAMOS

PLAN DE DESARROLLO NACIONAL

Gobierno por Decreto

Por : Luis Enrique Gil Graterol

SIGUENOS

17/08/2016

@LOSCACHICAMOS

El 13 de septiembre, fue dictado el Decreto N° 2.452, mediante el cual se decreta el Estado de Excepción y Emergencia Económica en todo el Territorio Nacional, ésta sería la tercera prorroga de dicho instrumento. Pero, en esta oportunidad el Presidente asegura mayor control legal de la situación y emite nuevas disposiciones que facilitarían el manejo de la crisis. Examinemos las medidas de mayor significación que se establecen en éste y sus repercusiones. Y concluyamos con la perspectiva país para los próximos meses.

 

Estado de Excepción y Emergencia Económica en todo el Territorio Nacional.

 

Objetivo del decreto: Que el Ejecutivo Nacional adopte las medidas urgentes, contundentes, excepcionales y necesarias, para asegurar a la población el disfrute pleno de sus derechos, preservar el orden interno, el acceso oportuno a bienes, servicios, alimentos, medicinas y otros

productos esenciales para la vida.

 

Cuadro de análisis de las disposiciones de mayor importancia establecidas en el decreto.

El Poder Ejecutivo debe presentar a la Asamblea Nacional para su aprobación la Ley de Presupuesto de 2017, con ésta disposición se prevé la posibilidad de la continuación del conflicto con la AN y el gobierno protege la viabilidad financiera de sus iniciativas, pudiendo prescindir o postergar de dicha obligación.

Se intensifica la capacidad del ejecutivo de vigilar los movimientos económicos de las empresas en su proceso productivo y de comercialización de los productos, con el ánimo de regular la correcta distribución de productos y servicios. El Gobierno podrá estar “adentro” prácticamente de las empresas y vigilar a sus dueños. Esta disposición aumenta la capacidad discrecional de los funcionarios, trayendo muchas más incomodidades al empresario.

Esto se traduce en que el general Vladimir Padrino López tiene en sus manos la implementación del nuevo esquema productivo, que estará en las líneas de la Misión que dirige. Pudiendo crear su propio marco de financiamiento. Interesante el rol y el poder que se le otorga a este actor del gobierno.

Aquí de nuevo el gobierno elude el control de la Asamblea Nacional, en virtud de agilizar las medidas necesarias para obtener recursos financieros, técnicos y materiales para enfrentar la emergencia económica.

La responsabilidad política es aquella cuya competencia y sanción le corresponde al órgano legislativo nacional, su máxima expresión es el voto de censura, puede exigírsela a ciertos funcionarios o jerarcas de la administración. Es imputable sólo a las máximas autoridades .

De ésta forma el ejecutivo evita el conflicto con la Asamblea Nacional, suspendiendo los efectos de las sanciones de carácter político a sus altos funcionarios.

Reafirma el concepto de “Guerra Económica” validando el aparato policial excepcional que protegerá a la nación de acciones “desestabilizadoras”. La insistencia en ésta medida nos indica mayor control social y represión firme a quienes cuyas actividades se encuadren en el concepto de “desestabilización”, sean empresarios o políticos.

Decreto N° 2.452. Estado de Excepción y emergencia Económica

Traducción en la realidad

Art. 1. Numeral 4. “Decretar normativa excepcional para la asignación de recursos presupuestarios… si por situaciones de hecho o impedimentos jurídicos resultare imposible tramitar el Presupuesto 2017 oportunamente, con el objeto de evitar daños irreparables al patrimonio público…”

Art. 1. Numeral 5. “Dictar normas especiales para la obtención de información de las personas naturales y jurídicas, venezolanas o extranjeras, que desarrollan actividades económicas en el país, a los fines de implementar…. Sistemas que permitan combatir el sobreprecio, la especulación, el acaparamiento y la usura”

Art. 1. Numeral 7. “Dictar un marco regulatorio y excepcional que permita, a través de la banca pública y privada, el financiamiento de proyectos del sector agroindustrial para el desarrollo de un nuevo esquema productivo, bajo las líneas de acción emanadas de la Gran Misión Abastecimiento Soberano”

Art. 1. Numeral 12. “Aprobar y suscribir contratos de interés público para la obtención de recursos financieros, asesorías técnicas y aprovechamiento de recursos para el desarrollo económico del país, sin sometimiento a aprobaciones o autorizaciones de otros Poderes Públicos”

Art. 1. Numeral 15. “Decidir la suspensión temporal y excepcional de sanciones de carácter político contra máximas autoridades del Poder Público y otros altos funcionarios, cuando dichas sanciones puedan obstaculizar la continuidad de la implementación de las medidas económicas para la urgente reactivación de la economía nacional…”

Art. 1. Numeral 17. “Dictar medidas y ejecutar planes especiales de seguridad pública que garanticen el orden público ante acciones de desestabilización del orden económico y normal satisfacción de las necesidades del pueblo…”

¿El Gobierno

puede hacer esto?

 

Efectivamente vuestra Constitución establece como facultad del Presidente la declaración del Estado de Excepción, como lo citamos a continuación;

 

De los Estados de Excepción

 

 Artículo 337. “El Presidente o Presidenta de la República, en Consejo de Ministros, podrá  decretar los estados de excepción. Se califican expresamente como tales las circunstancias de orden social, económico, político, natural o ecológico, que afecten gravemente la seguridad de la  Nación, de las instituciones y de los ciudadanos y ciudadanas, a cuyo respecto resultan insuficientes las facultades de las cuales se disponen para hacer frente a tales hechos. En tal caso, podrán ser restringidas temporalmente las garantías consagradas en esta Constitución, salvo las referidas a los derechos a la vida, prohibición de incomunicación o tortura, el derecho al debido proceso, el derecho a la información y los demás derechos humanos intangibles”.

En el marco de la declaración de Estado de Excepción, existen tres categorías: a) Estado de Alarma; b) Estado de Conmoción y; c) Estado de Emergencia Económica. Ésta última, es la utilizada por el ejecutivo para abordar la crisis venezolana. Véase que la limitación de ésta figura jurídica reside en que las medidas adoptadas deben respetar los derechos humanos intangibles y esenciales, si las restricciones de las garantías constitucionales no violan este marco es perfectamente viable.

 

Ahora; Los estados de excepción y el estado de derecho ¿son incompatibles?

 

La suspensión de garantías, propia de un estado de excepción, carece de toda legitimidad cuando se utiliza para atentar contra el sistema democrático que dispone límites infranqueables en cuanto a la vigencia constante de ciertos derechos esenciales de la persona.

 

Por lo que puede decirse que la vigencia del sistema democrático es un presupuesto para la legitimidad de esa suspensión.

 

A pesar de esto, la historia de la región nos demuestra que muchos estados de excepción fueron empleados para derribar las barreras que el derecho establece para proteger los derechos humanos. Cuando esto ocurre, el régimen de emergencia, pierde su verdadero sentido y naturaleza: defender al Estado de un peligro nacional, convirtiéndose, por el contrario, en el recurso ilegítimo de un gobierno en contra de su propia sociedad .

 

 

Conclusiones.

 

1. Con éste nuevo decreto de Estado de Excepción y de emergencia Económica, el gobierno del presidente Nicolás Maduro se “blinda” para actuar con libertad en el acometimiento de las soluciones a la crisis. Evita el control legislativo y las formalidades institucionales en la procura de recursos financieros, técnicos y materiales. Y consolida el aparato de seguridad que en el marco de la “Guerra Económica” debe proteger los intereses de los venezolanos.

 

2. Tanto el concepto de “Guerra Económica” como de “Crisis Humanitaria” son construcciones del discurso político polarizado en Venezuela, por tanto, las disposiciones del decreto de emergencia y las dinámicas que corren tienden mayormente a proseguir en el ánimo de una narrativa política que poco a poco desgasta al país.

 

3. La aparición como un actor clave del general Vladimir padrino López, a cargo de la Gran Misión de Abastecimiento, debe seguirse con interés, ya que destaca como una realidad deslastrada de la pelea política, procurando soluciones tangibles. Llama la atención que, en medio del decreto, una disposición le otorga un régimen excepcional para crear su marco financiero y delinear “el desarrollo de un nuevo esquema productivo”. Debemos estar pendientes de esto. Apostamos a su éxito.

 

4. Finalmente, ya llevamos varios meses viviendo en el marco del estado de excepción de emergencia económica. Así que, pensamos que la situación no debe variar notablemente, salvo las arbitrariedades de funcionarios que, revestidos de autoridad excepcional, procuren sacar ventajas de su potestad sobrevenida.

 

5.  Ya hemos anunciado en otros trabajos que el último trimestre del año será de menos tensión en lo económico, entrarán a Venezuela bienes de primera necesidad y contaremos con un alza pequeña, pero sensible del petróleo y circulará el dinero.

 

6. Básicamente, éste decreto “amarra” el control político. Frente a la inminente frustración de que el referéndum revocatorio se realice éste año y ante la inexistencia de diálogo, al menos con resultados positivos para los que adversan al gobierno, pudiera el ejecutivo prever alguna reacción violenta de parte de la población, por lo que construye un fino discurso en el cual enmarca la agitación en la narrativa de la guerra económica, proveyéndose de recursos legales y justificación política para sofocar dichas eventualidades. Que en mi opinión serán muy reducidas.

 

7.  Estamos mal y seguimos mal, pero ya viene diciembre y con ésta época el venezolano tiende a enfocarse en los menesteres familiares, por eso lo estratégico para el gobierno en procurar holgura en la economía del venezolano común.

 

8. Se consolida el Gobierno por decreto del presidente Maduro….

LOS CACHICAMOS

PLAN DE DESARROLLO NACIONAL

SIGUENOS EN: