LOS CACHICAMOS

PLAN DE DESARROLLO NACIONAL

Ineficacia de la Asamblea Nacional.

Por : Luis Enrique Gil Graterol

18/10/2016

SIGUENOS

@LOSCACHICAMOS

El martes pasado, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró que el presupuesto nacional debería ser presentado por el presidente de la República ante la Sala Constitucional, bajo la forma normativa de Decreto que tendrá rango y fuerza de Ley.

 

De acuerdo con el órgano judicial, la decisión se fundamentó en el desacato del grupo mayoritario de diputados opositores que actualmente dirigen la Asamblea Nacional, respecto a sentencias del TSJ, así como también en el Estado de Excepción y Emergencia Económica, declarado constitucional por la Sala en sentencia N° 810 del 21 de septiembre de 2016, cuya ampliación fue solicitada el pasado 3 de octubre por el presidente Maduro.

 

Por primera vez en la historia democrática venezolana, el Presupuesto Anual de la Nación no será aprobado por la Asamblea Nacional (AN), sino que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) le dará el visto bueno al inhabilitar al Legislativo por desacato. Para cumplir la formalidad, el vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz, consignó el pasado viernes, ante el máximo Tribunal el Presupuesto Soberano para el año 2017, el cual recibió durante un acto que se efectuó en las adyacencias del Panteón Nacional, de manos del presidente de la República, Nicolás Maduro, luego de ser presentado y firmado en una sesión del Congreso de la Patria (órgano político del oficialismo).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Posición decisiva del TSJ en la controversia sobre la presentación de Presupuesto de la Nación.

 

En virtud de la declaratoria de inconstitucionalidad y de ineficacia jurídica de los actos emanados de la Asamblea Nacional, mientras se mantenga en desacato a la decisión de la Sala Electoral. Se plantea una complicación; ¿cómo se debía presentarse el proyecto de Ley de Presupuesto de la Nación para el ejercicio fiscal del año 2017?

 

Pues la Sala Constitucional, haciendo uso de sus “facultades” constitucionales, las cuales le autorizan a “Dirimir las controversias constitucionales que se susciten entre cualquiera de los órganos del poder Público” , en una muy controversial decisión, en ponencia conjunta de fecha 11/10/2016 declara lo siguiente:

 

 “3.- Que en esta oportunidad el Presidente la República deberá presentar el presupuesto nacional ante esta máxima instancia de la jurisdicción constitucional,  dentro de los cinco (5) días siguientes a la notificación de la presente decisión, bajo la forma de decreto que tendrá rango y fuerza de ley, la cual ejercerá el control de ese acto del Poder Ejecutivo Nacional, conforme a lo previsto en el Texto Fundamental, todo ello en garantía de los principios constitucionales que rigen la materia presupuestaria”

 

Posición decisiva del TSJ en la controversia sobre la presentación de Presupuesto de la Nación.

 

En virtud de la declaratoria de inconstitucionalidad y de ineficacia jurídica de los actos emanados de la Asamblea Nacional, mientras se mantenga en desacato a la decisión de la Sala Electoral. Se plantea una complicación; ¿cómo se debía presentarse el proyecto de Ley de Presupuesto de la Nación para el ejercicio fiscal del año 2017?

 

Pues la Sala Constitucional, haciendo uso de sus “facultades” constitucionales, las cuales le autorizan a “Dirimir las controversias constitucionales que se susciten entre cualquiera de los órganos del poder Público” , en una muy controversial decisión, en ponencia conjunta de fecha 11/10/2016 declara lo siguiente:

 

 “3.- Que en esta oportunidad el Presidente la República deberá presentar el presupuesto nacional ante esta máxima instancia de la jurisdicción constitucional,  dentro de los cinco (5) días siguientes a la notificación de la presente decisión, bajo la forma de decreto que tendrá rango y fuerza de ley, la cual ejercerá el control de ese acto del Poder Ejecutivo Nacional, conforme a lo previsto en el Texto Fundamental, todo ello en garantía de los principios constitucionales que rigen la materia presupuestaria”

 

Después de lo analizado, podemos concluir:

 

1. Nuevamente los conflictos institucionales suscitados en la dinámica pugnaz venezolana, se han resueltos en favor del Ejecutivo Nacional.

 

2. Éste caso que revisamos, constituye un severo golpe a la eficacia de la Asamblea Nacional, órgano que desde su instalación está dando traspiés en el juego de poder en Venezuela y con ello exhibiendo un agobiante desgaste, que genera decepción entre sus seguidores de la comunidad opositora nacional.

 

3. Ésta situación reviste de extrema gravedad para la oposición, sobre todo cuando se plantea la iniciativa de llevar adelante la solicitud de convocatoria del referéndum revocatorio en contra del presidente Maduro. Pareciera que los resortes institucionales no operarán a favor de las iniciativas contrarias al oficialismo. En la misma circunstancia se encuentra la diatriba con el Consejo Nacional Electoral, en un marcado enfrentamiento y desbalance en relación a la Asamblea Nacional.

 

4. La directiva de Asamblea Nacional, al insistir en la incorporación de los diputados electos por el estado Amazonas, facilitó (hablando en términos políticamente pragmáticos) que el TSJ declarara a la AN en desacato de las decisiones judiciales emitidas por el máximo Tribunal.

 

5. La Asamblea Nacional (su directiva) optó por la medición de fuerzas con el Poder Judicial, en lugar de presionar para que se realizasen nuevamente las elecciones en la citada entidad regional y manejar la dinámica legislativa con la mayoría ostentada.

 

6. La táctica de la AN fue extraña. Al menos carente de todo cálculo lógico, en virtud de la realidad del poder y su desequilibrio.

 

7. Desde el punto de vista del Estado de Derecho y el sano equilibrio de poderes, ésta situación representa una irregularidad histórica y un atentado a la constitucionalidad, Ya que la sana discusión de la representación ciudadana en el parlamento es sustituida por una medida excepcional que resuelve incorrectamente la controversia.

 

8. La Asamblea Nacional como lo hemos dicho anteriormente, es solo un PODER entre CINCO (5) que detentan el Poder Público Nacional. Las circunstancias que vive Venezuela son excepcionales, requieren del manejo eminente de las realidades tal y como son. Se exige mucha audacia y estrategias de “hilo fino” para avanzar hacia la solución de los grandes problemas nacionales.

LOS CACHICAMOS

PLAN DE DESARROLLO NACIONAL

SIGUENOS EN: