LOS CACHICAMOS

PLAN DE DESARROLLO NACIONAL

Militares, Tiempo y Economía

Por : Luis Enrique Gil Graterol

SIGUENOS

17/08/2016

@LOSCACHICAMOS

Para comprender el rol del sector militar en el gobierno y la vida pública venezolana, debe tenerse en cuenta nuestro origen militar como República, que implicó hasta 1945 asimilar el concepto de militar y político como sinónimos. Pero a la luz de los años de revolución, la Fuerza Armada se constituyó en el verdadero partido de Hugo Chávez, el sector militar se convirtió en la estructura organizada más eficiente para la preservación del Poder y para la canalización del sentimiento heroico-bolivariano como doctrina militante.

 

A raíz de ese “legado”, el presidente Nicolás Maduro a continuado la eficiente táctica de preservar a la FANB como bastión de la estabilidad del gobierno. Debido a la precariedad popular de la gestión del presidente, éste en un ejercicio muy hábil, ha creado nuevas estructuras para consolidar ésta relación con el sector militar en procura de la estabilidad institucional necesaria que lo mantenga al frente del liderazgo oficial.

 

Corporaciones

Militares

 

La Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg), creada el 10 de enero de 2016, es una de las empresas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) constituida durante los tres años del gobierno de Nicolás Maduro.

 

La nueva empresa se incorpora a la llamada Zona Económica Militar Socialista, que agrupa a otras 10 compañías con personalidad jurídica y patrimonio propio adscritas al Ministerio para la Defensa, creadas bajo la administración de la almiranta Carmen Meléndez, ahora diputada ante la Asamblea Nacional (AN) por el oficialista Psuv.

 

La vocación empresarial de las fuerzas armadas se oficializó con la llegada de Maduro al poder. El 19 de abril de 2013, seis días después de asumir la presidencia, el mandatario asomó desde la base aérea Rafael Urdaneta en Maracaibo la instauración de una “poderosa” zona económica militar con el fin de “satisfacer la demanda de la Fanb” (bienestar, seguridad, educación y protección de las familias integrantes de la Fanb). El mandatario destacó que, además, estaría en capacidad de construir cuarteles, viviendas y sitios de entrenamiento para los diferentes componentes de la Fanb.

 

Tres meses después, el 9 de julio de ese año, el presidente civil formalizó la Zona Económica Militar Socialista con la apertura de unas primeras seis empresas que abarcan disímiles sectores, desde transporte, agricultura y comunicaciones hasta finanzas, bebidas y construcción. En tal sentido nos amplía la información un reportaje de la lic. Lisseth Boon, publicado en la pagina web wwwrunrunes.es

 

“La aparición de esta corporación verde oliva coincide además con la consolidación de las Regiones Estratégicas de Defensa Integral (REDI). Y el 9 de agosto de 2013 (Gaceta Oficial 40.225), se activaron la Región Estratégica de Defensa Integral de los Andes (Redian) y la Región Estratégica Integral Marítima e Insular (Redimain), sumándose a las cinco existentes.

 

Mientras 4.300 industrias han desaparecido en los últimos 10 años en Venezuela (según el INE), el sector empresarial militar pareciera estar en expansión. Desde julio de 2013 hasta febrero de 2016, el MinDefensa ha creado 11 empresas para  el “desarrollo económico de la Fanb”. Ocho de ese total abrieron durante el primer año del anuncio de la Zona Económica Militar: Banco de la Fanb (Banfanb); Empresa Agropecuaria de la Fanb (Agrofanb); Empresa Militar de Transporte (Emiltra); Empresa Sistemas de Comunicaciones de la Fanb (Emcofanb); Televisión Digital de la Fanb (TVFanb); Fondo de Inversión Negro Primero (Fimnp); Constructora de la Fanb (Construfanb) y Agua Mineral Tiuna (empresa mixta dentro del complejo industrial del Fuerte Tiuna).

 

En agosto 2014, abrió la Empresa Mixta Bolivariana Cancorfanb, del sector construcción, producto de la fusión entre la estatal Construfanb (propietaria de 51% de las acciones) y la privada Canteras Cóndor, creada en 1996 (49% de acciones).

 

Tecnomar es una empresa originalmente privada dedicada a la tecnología de comunicaciones que nació el 4 de enero de 2005 en Nueva Esparta, pero que en 2015 vendió la mayoría de sus acciones a Encofanb, convirtiéndose en la Empresa Mixta Militar Venezolana de Proyectos de Tecnología.

 

La más reciente empresa que se incorpora a la zona económica militar es Camimpeg. El 22 de enero de 2016, tres semanas antes de su creación, el ministro Vladimir Padrino López llamó a impulsar el Motor de Industria Militar para contribuir con el desarrollo nacional. En ocasión de la instalación de mesas de trabajo del Consejo Nacional de Economía Productiva, el titular de Defensa declaró: “tenemos que darle rumbo a un nuevo modelo productivo en Venezuela”

 

 

Ante ésta situación Rocío San Miguel, coordinadora de la organización Control Ciudadano considera;

 

“La llegada de Campimeg es un paso más del proceso de militarización de la economía del país”

 

 

Gran Misión de

Abastecimiento Soberano

 

Recientemente el presidente Maduro anunció la creación del Comando Presidencial Cívico-Militar para la dirección de la “Gran Misión de Abastecimiento Soberano”. La “Gran Misión” tiene como propósito gestionar la distribución de los productos de primera necesidad en el país y afrontar de manera organizada la fuerte crisis de escasez de éstos productos.

 

Los Ministerios e instituciones del Estado que tengan que ver con el cumplimiento del propósito de la mencionada labor quedan bajo subordinación de la Gran Misión bajo el mando del propio presidente Maduro y del ministro de la defensa Vladimir Padrino López. Con ésta medida se ratifica el peso institucional de la Fuerza Armada y el liderazgo e influencia determinantes del ministro Padrino López en la actual coyuntura nacional.

 

Para el impulso de esta Gran Misión, el Primer Mandatario explicó que se articulará 7 vértices fundamentales que contribuirá al nuevo sistema de abastecimiento que atenderá a tres Motores principales de atención del pueblo, los cuales son: Motor Agroalimentario, Motor Farmacéutico, Motor Industrial.

 

Los 7 vértices Gran Misión de Abastecimiento Soberano y Seguro son los siguientes:

 

i. Producción eficiente y sostenible

ii. Logística y distribución, un nuevo sistema pertinente

iii. Nuevos procesos de comercialización

iv. Nuevo sistema de costos

v. Consolidación de un nuevo mapa productivo del país

vi. Seguridad y defensa integral

vii. Investigación y desarrollo de sustitución de importaciones

 

El presidente Maduro es un hábil político, que ha sido subestimado por su ineficiencia gubernamental. Pero, debemos destacar que son dos habilidades muy distintas; puede un político se mal gobernante, sin dejar de contar con la astucia necesaria para mantenerse en el poder, por eso es muy contraproducente hacer juicios sobre los gobernantes, solo por los resultados de su gestión. Ilustremos nuestro punto de vista;

 

a) ¿Murieron los CLAP?

No. Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) tienen un objetivo táctico, que es generar una dinámica de distribución selectiva de alimentos regulados. Esta operación en teoría procura hacer llegar de manera directa a la comunidad los alimentos de difícil acceso sin intermediarios y bajo la supervisión de los dirigentes de base y activistas locales simpatizantes del oficialismo.

 

Pero en la práctica, debido a la gran necesidad de la población, resulta en una distribución discrecional de los productos por los activistas oficialistas a sus entornos familiares y personales y en ocasiones como mercancía para la reventa. Trayendo como consecuencia la molestia de la mayoría de la población, pero la comodidad de los grupos pequeños, pero muy activos de militantes, quienes al verse favorecidos defienden la “causa” del presidente y mantiene vivo el aparato político para defender la revolución.

 

b) ¿Se vuelve a comenzar?

Ahora la distribución de comida será responsabilidad de la "Gran Misión de Abastecimiento Soberano" con Padrino López al frente. Esta es una medida que habla sobre la determinación del presidente Maduro para asumir la crisis alimentaria, producto de la escasez y a su vez generada, según voceros oficialistas por la “Guerra económica” propiciada por sectores privados nacionales y extranjeros, así lo expresa la versión oficial.

 

La sensación que causan éste tipo de medidas en una parte de la opinión pública es la del; “Ahora sí” se va a resolver el problema, los militares se harán cargo, es como el último bastión para las soluciones. Pero, en otro amplio sector de la población es percibida con la frase; “¿Más poder para los militares?” “¿Hasta cuándo?”. A una parte de la población la anima la esperanza y el concepto de la fuerza armada como cuerpo de ataque eficiente a los problemas y la otra parte de la población ya rechaza fuertemente la injerencia del sector militar casi en todas las áreas de la vida nacional. Finalmente, lo que trata de producir en la población es la lógica del “eterno comienzo”, como si el problema estuviese iniciándose y la medida que se toma es de emergencia, como si no se estuviera transitando desde hace varios años en el camino del desabastecimiento y difícil acceso a los productos de primera necesidad, desde que se implantó el ya conocido sistema de control de precios.

 

Aunque suene rudo, esta lógica funciona, administra la necesidad de los más pobre y deja un espacio para que puedan aferrarse a la esperanza de las soluciones. Mientras el gobierno gana lo que en este momento es de mayor valor para el presidente; TIEMPO.

 

 

Mis conclusiones

 

1. La presencia de Padrino López a la cabeza de la Gran Misión de Abastecimiento Soberano, es una medida más de control social que de eficiencia administrativa, ya que en el plano de la economía quien está realizando los verdaderos esfuerzos para palear la situación económica es el ministro Miguel Pérez Abad, cuyas acciones están procurando la llegada de alimentos al país en los próximos meses.

 

2. La mayoría de las protestas sociales que se han suscitado en las diferentes ciudades de Venezuela son originadas por la falta de alimentos y desesperación de la ciudadanía, por lo que el nombramiento de Padrino López puede traer mayores medidas de represión y arrestos masivos para controlar las explosiones sociales, que en este momento son dispersas a lo largo de la geografía nacional y no han tomado cuerpo en un movimiento nacional organizado.

 

3. Las críticas a los CLAP lograron que el pueblo dejara de culpar a los comerciantes por la falta de comida y trasladara su furia a los consejos comunales psuvistas. Ahora la "Gran Misión" trasladará esa furia a los militares, que no están precisamente en su momento de mayor popularidad. Jugada hábil de Maduro para compartir y diluir su responsabilidad en el desastre.

LOS CACHICAMOS

PLAN DE DESARROLLO NACIONAL

SIGUENOS EN: